Protocolo de Policia Nacional del uso defensa de dotación

La Policía Nacional está realizando un protocolo específico para regular el uso por parte de sus agentes de la defensa de dotación.

El Ministerio del Interior invertirá un millón de euros en adquirir cerca de 15400 defensas extensibles de acero, para sustituir a las tradiciones defensas semirrígidas.

Las nuevas defensas tienen numerosas ventajas pero exigirá que los agentes adquieran una formación teórico-práctica para emplearlas.

El protocolo se detalla que los agentes deberán evitar hacer un uso vertical “de arriba hacia abajo”, además de no hacerlo bajo ningún concepto en “cabeza, cuello, clavícula o columna vertebral”. También se prohíbe el uso de “técnicas de estrangulación”. Los policías deberán reflejar en un “parte de trabajo” cada vez que se haya hecho uso de la defensa extensibles y detalle de una diligencia especifica donde se recoja si se han producido lesiones a personas o daños en las cosas. La norma dará mayor seguridad jurídica tanto al agente como a los ciudadanos.